Blog de Tonatiuh Rocha, diseñador y colorista de comics, miembro de ¡Ka-Boom! Estudio

Cómics, Radio, Podcast y Rock & Roll 1a. Parte

sábado, octubre 06, 2007

Desde hace casi dos años me aficioné de lleno al radio por internet, cuando nuestro buen amigo Jesús Astorga, productor de la extinta Orbita 105.7, nos hablo de una propuesta que se lanzaría en internet: XS Grita Radio, y que reavivó mi interés por esta opción, ya que en el 2003 ya habíamos realizado un experimento con unos antiguos amigos.

Al no tener un radio a la mano y pasar gran parte de mi tiempo frente a la computadora empecé a buscar noticieros por internet para estar informado sobre la actualidad mundial. Sorpresivamente no había mucho de donde escoger, puesto que las estaciones "ofciales" de radio restringían sus accesos a internet con muy poco ancho de banda de transmisión (constantes caídas del audio), discriminación operativa (RealPlayer... o nada), o simple desinterés por internet.

Al toparme con tantas dificultades para encontrar noticieros, opté por escuchar lo que hubiera a la mano. Así descubrí, por principio de cuentas la estación de Radio Efímera, donde empecé a escuchar el programa de Ricardo Brust: Luna X; y que por diferencias de opinión dejé de escuchar a los pocos meses, pero donde conocí (al menos de voz) al que después sería nuestro gran amigo Javier Rivero.

Sin embargo, gracias a ese primer contacto, comencé a descubrir diversas propuestas de radio por internet de habla hispana, de las cuales y según la información que pude recabar, la primera y pionera en méxico fue una estación "establecida" en Guadalajara, por Marcela Saiffe: Y Radio, en el año 2000 (si no me equivoco).

De ahí, y principalmente a través del carrier Live 365, con problemas en la actualidad por una controversia suscitada en Estados Unidos, accedí a otras propuestas de radio, como Diametro 69, donde estaban mis ahora cuates de Flicker y RedLight: Raúl Camarena y Silvia Gómez, y también descubrí otros sitios que hoy me parecen un tanto irrelevantes.

A pesar de que la radio por internet supone una amplia diversidad en contenidos, también presupone amplios problemas técnicos y profesionales, a mi manera de ver y según lo que he experimentado en este tiempo. El principal de ellos es la exagerada libertad que presupone el internet. No siendo locutores profesionales, muchas veces los conductores de programas no tienen la calidad y experiencia para hablar ante un micrófono y menos, una conducta seria y ética para entender la trascendencia de lo que están transmitiendo al público.

Ello determina una gran irresponsabilidad y a veces desinterés por dar un contenido de verdadera calidad, llevando en algunos casos a amplios tropiezos en la conducción, en otros a exagerar su "naturalidad y coloquialismo" en las actitudes y el uso del lenguaje al aire (léase "así hablo y que" o "de que se espantan si todo mundo habla así en la calle") y en el peor de los casos a la megalomanía estrellística, situaciones en las que cabría analizar la conveniencia de la autocensura.

La libertad de opinión muchas veces se convierte en libertinaje, cerrazón o cae en el exagerado gusto y percepción personal, incluso para la programación de música. Gran parte del problema proviene por supuesto de que muchas veces, son jóvenes sin experiencia radiofónica, o sin experiencia en general los que han instituido diversos programas o estaciones de radio y que están enclaustrados en una visión particular de este medio o "de su público". Pero en fin, desde aquí esperamos que esta competencia que se empieza a dar con mayor fuerza sea productiva para la verdadera profesionalización de este medio virtual y sus contenidos, es algo en lo que urge meditar.

2 comentarios:

Marcela dijo...

Gracias por mencionarnos =)
Feliz Navidad y feliz solsticio de invierno 2007.

Lobito Negro, aka Marcela Saiffe.

Blaster dijo...

¡Que tal Marcela!

Al contrario, estoy honrado de que pases por aquí a dejar un comentario. Y en cuanto a lo dicho no es más que la verdad, honor a quien honor merece y la estación de YRadio es pionera en estos aspectos.

Por cierto te comento que tenemos un amigo en común, Javier Rivero, que es ya más que un amigo, un hermano de nuestro estudio.

¡Gracias, Muchos saludos y felicidades también!